El mundo a tus pies

El Blog de Carrilé

Salud

Cómo evitar el mal olor de los pies en los niños


29 mayo 2018

Con la llegada de la primavera y las temperaturas más elevadas son muchas las mamás las que vienen a nuestras tiendas preocupadas por la sudoración y el mal olor de los pies de los más pequeños.

El olor de pies es el resultado de la mezcla del sudor corporal con la proliferación de bacterias en la piel. Esto es algo que puede llegar a ser muy desagradable y embarazoso. Los especialistas calculan que este problema puede llegar a afectar a uno de cada cuatro niños.

Es importante saber que en estas épocas de tanto calor el pie debe ir igualmente protegido, y que es necesario el uso de calcetines o pikys cuando nuestros hijos lleven calzado tipo lonas o deportivas, ya que los pies necesitan transpirar.

Mal olor de los pies en los niños

 

Remedios para evitar el olor de los pies

En los casos más moderados de exceso de sudoración en los pies podemos optar por utilizar productos o remedios como los polvos de talco, cremas reguladoras del sudor o alguna fórmula magistral que pueda indicarnos el podólogo. Los desodorantes no suelen ser una solución adecuada ya que no tratan el problema como tal, sino que simplemente lo camuflan.

No obstante, para que el tratamiento contra el mal olor de los pies sea realmente efectivo se deben llevar a cabo ciertos hábitos diarios que nos ayudarán a prevenir este problema en los niños.

Desde el Colegio de Podólogos de la Comunidad Valenciana nos dan unas pautas para evitar el mal olor de los pies

 

Consejos para evitar mal olor de los pies de los niños

  1. Mantener una higiene óptima de los pies, lavarlos diariamente con algún tipo de jabón desinfectante, secar muy bien los pies, sobre todo entre los dedos.
  2. Cambiar los calcetines a diario (con mayor frecuencia si los pies sudan mucho como, por ejemplo, si se practica deporte).
  3. Dejar que los zapatos se aireen después de utilizarlos para evitar el crecimiento de bacterias e intentar no usar el mismo calzado varios días seguidos.
  4. Evitar el uso de zapatos demasiado apretados o que estén fabricados con materiales sintéticos y optar por el cuero, el lienzo o la malla que permiten que los pies respiren.
  5. Utilizar calcetines que repelan la humedad, los mejores son los de lana o de los de algodón.
  6. Evitar los calcetines de nylon o las medias de materiales sintéticos que hacen sudar más el pie.
  7. Retirar, airear y lavar periódicamente las plantillas de los zapatos. Cambiarlas una vez al mes como mínimo.
  8. Utilizar aerosoles desinfectantes para el interior de los zapatos, ya que acabarán con las bacterias que causan el mal olor.
  9. En caso de infección por hongos o bacterias será necesario aplicar un tratamiento antimicótico o antibacteriano. Siempre prescrito por el podólogo.
  10. Las personas que padezcan exceso de sudoración pueden utilizar tratamientos secantes que contengan cloruro de aluminio.

 

A mi bebé le huelen los pies

Durante las primeras fases de la vida de un niño, sus pies se van desarrollando y creciendo muy rápido. Es por ello que debemos prestar especial atención al cuidado de los pies de nuestros hijos en estas etapas tan tempranas.

 

Cuidados evitar el mal olor de los pies de los niños

A los más pequeñines también les pueden sudar los pies por lo que deberemos tratar de cuidarlos con mucho mimo llevando a cabo una serie de buenos hábitos:

- Mantener una buena higiene diaria de los pies del bebé con agua y jabón.

- Secarlos minuciosamente, prestando especial atención a las zonas que están entre los deditos.

- Vigilar las uñas y cortarlas cuando sea necesario manteniendo la forma recta pero sin apurar en exceso para que no se encarne.

- Los calcetines deben ser de algodón para que absorban mejor el sudor. Si al niño le sudan mucho los pies, será necesario cambiarle los calcetines varias veces al día.

- Utilizar un calzado confeccionado con materiales de calidad para que el pie transpire correctamente. Los más adecuados serían los de piel.

- Que puedan caminar descalzos alguna vez también resulta beneficioso para los niños. Aprovecha las superficies más cálidas o déjales puestos unos calcetines.

Limpiar y secar correctamente los pies de nuestros hijos y enseñarles progresivamente para que, poco a poco, puedan realizarlo ellos solos nos ayudará a prevenir muchos problemas futuros y a concienciarles de la importancia de estos cuidados.

 

¿Por qué sudamos?

El cuerpo siente el calor a través de múltiples sensores térmicos que tiene repartidos por toda la piel. Las zonas donde acumulamos la mayor cantidad de glándulas sudoríparas son las manos, las axilas y los pies. Cuando la sensación de calor es muy alta, la forma que tenemos de regular la temperatura corporal es mediante la sudoración.

Aunque la termorregulación del cuerpo es muy importante, el exceso de sudor en los pies en los niños puede llegar a provocar muchos problemas.

 

¿Qué causa el mal olor de pies?

La causa más común del olor de pies suele ser un exceso de sudoración ya que se produce una gran humedad en esta zona del cuerpo. Esta humedad queda atrapada y las bacterias comienzan a crecer adhiriéndose primero a los zapatos y los calcetines. Con el tiempo se pegan también a la piel provocando finalmente el mal olor de los pies.

 

Causas del mal olor de los pies de los niños

Sin embargo, este no es el único motivo por el que los pies pueden oler mal. En otros casos este problema puede estar causado por otras razones como:

- Una mala higiene de los pies.

- Una infección por hongos.

- Algún trastorno metabólico derivado de la alimentación.

- Tratamientos con ciertos medicamentos.

- El uso de calzado y calcetines confeccionados con materiales sintéticos.

Como indican los podólogos, en el caso de los niños, el mal olor de los pies se debe principalmente “al abuso de las zapatillas y a la falta de una higiene apropiada”. Además, hay que tener en cuenta que los niños son mucho más activos que los adultos. Al cabo del día, probablemente generarán más sudor y sus pies necesitarán transpirar más.

 

La importancia de un buen calzado para evitar el mal olor de los pies

Si nuestros niños padecen de mal olor de pies deberíamos tratar de emplear calcetines y calzado confeccionados con materiales altamente transpirables. Una elección inadecuada, puede aumentar el problema ya que no permitirá que los pies respiren adecuadamente.

- En el caso de los calcetines:

Sería recomendable utilizar prendas fabricadas con materiales naturales como el algodón, el hilo o la lana. Es importante cambiar de calcetines a diario. Y en caso de exceso de sudoración varias veces al día. Con las lonas y los deportivos es importante que utilicen pikys para asegurar que el pie respira correctamente mientras está protegido.

- En cuanto al calzado:

Hay que procurar utilizar un zapato que no sea excesivamente cerrado. Y que permita la correcta ventilación de los pies. Los zapatos más apropiados para evitar el olor de pies son los confeccionados en piel.

 

Uso de zapato abierto para evitar mal olor de los pies en los niños

Evita el calzado cerrado en verano para no fomentar la sudoración en los pies de los niños

El calzado más apropiado para el verano y la primavera son las guarachas y las sandalias. Dejan respirar mejor el pie.

Uso de sandalias para evitar mal olor de los pies en los niños

Usar sandalias de piel en verano

Alternar el uso de los zapatos durante la semana es una medida que te ayudará a evitar la humedad. Incluso puedes optar por usar un calzado por la mañana y otro por la tarde.

No se debe abusar de las zapatillas deportivas ya que muchas están fabricadas con materiales que no dejan que el pie respire correctamente. Para ello, es mucho más aconsejable los zapatos deportivos de piel, con horma de zapato.

Zapatos deportivos piel evitar mal olor de los pies en los niños

Uso de zapatos de piel para evitar la sudoración y el mal olor de los pies en los niños

El zapato, además de ser estético o bonito, debe ser totalmente funcional. Ya que debe favorecer el correcto desarrollo del pie del niño.

El zapato infantil debe ser totalmente transpirable y cómodo. Además, debe ser ligero y llevar una buena sujeción. Una suela flexible y antideslizante ayudará a nuestros hijos en sus primeros pasos.

La importancia del calzado en el mal olor de los pies en los niños

No obstante, hay zapatos que pueden causar peor olor que otros. En ese caso, sería recomendable que cambiaras regularmente las plantillas. Hay modelos de Naturino o Primigi que llevan la plantilla extraíble. Lo que te permitirá poder lavarlas y volverlas a poner siempre que lo necesiten.

En cualquiera de nuestras tiendas podrás encontrar todas las mejores marcas de calzado infantil especialistas en la salud de los pies de nuestros hijos. Tratando todo tipo de problemas como el correcto desarrollo del pie.

Compartir:

AGREGAR COMENTARIO


He leido y acepto la política de privacidad*